9/3/15

Hemos jugado al paddle. Mireia se cansó pronto y empezó a hacer pompas de jabón que brillaban como bolas lentas con el sol. No cojas la raqueta así, le decíamos todos, parece que quieras hacer rodajas la pelota. La verdad es que recordaba a esos videojuegos en los que cortas frutas con una catana. La única que juega bien es Nuria. En los reveses se notan las clases de tenis que dio de pequeña. Quizá por eso también se cansó pronto y se sentó en un rincón de la pista a mandar whatsapps y a que le diera el sol. Los domingos son días extraños. Para los católicos, un día grande. Para los demás, uno que te recuerda la rueda de hámster en la que andas metido. Lo bueno es que de vez en cuando llega una bola perfecta y tu brazo responde a tiempo mientras unas pompas de jabón que flotan en el aire te intentan decir algo. Posiblemente moriremos sin saber el qué.

No hay comentarios :